Primeras Comuniones

La Primera Comunión es una de las celebraciones religiosas más esperadas por las niñas y niños católicos de entre 7 y 12 años de edad. Para recibir la primera comunión es necesario que hayan recibido el bautismo y que hayan acudido a un curso de catequesis que puede durar entre seis meses y un año, según el lugar donde vive el niño o niña. El curso es ofrecido por la iglesia y puede llevarse a cabo en la parroquia o colegio del infante.

En el curso, los niños aprenden los valores y las normas de la iglesia, y además conocen las oraciones básicas como el Padre nuestro, el Ave María y el Credo. Concluido el curso, los niños recibirán el sacramento de la confesión o penitencia, y así estarán preparados para participar de la eucaristía, es decir, comulgar en misa.