Entradas

Las entradas, tanto frías como calientes, son aquellas que se sirven con anterioridad a un plato principal, aunque también la conjunción de ambas o de la petición de calientes o frías, pueden disponerse como un plato fuerte.

La diferencia entre calientes y frías son la temperatura de los alimentos. Las primeras deben llegar a la mesa calientes (con una temperatura mayor a 60 º C., sopas, cremas, etc.) y el servicio de las frías se realiza a una temperatura igual o inferior a 25 º C. (mariposas de salmón, bocados de sushi con sus salsas o aderezos entre otros).

Deleite a sus comensales con una Jaiba gratinada o mini cazuela de mariscos o quizás prefieran un ceviche peruano o de camarón entre otros.